Bloc en els artículs d’Agustí Galbis

La veritat mos fara lliures.

EL TERRITORI CRISTIÀ TRIBUTARI VALENCIÀ DURANT EL CALIFAT DE DAMASC (I)

El pacte suscrit entre Teodomir, “Theudimer” o “Tudmir b. Abdus” i “Abdallaziz” o Abd al-Aziz b. Musà b. Nusayr (713-716), es el document hipanoarap mes antic conegut, datat en abril de l’any 713. Nos han aplegat distintes versions del pacte a traves d’al-Razi (889-955), al-Udri (1003-1085), ad-Dabbi (¿?-1203), al Garnati (1297-1359) o al Himyari (¿? -1494). Emilio Molina López, en “Noticias geográficas y biográficas sobre Tudmir”, diu que l’oriolà al-Rusati (1074-1147), pot ser la “font i modelo” de les tres ultimes. Recordem que al-Rusati, nos conta en “Kitab iqtibas al-anwar”, que el seu nom te orige en el romanç valencià, per provindre de l’apelatiu posat per una dida cristiana, a un antepassat que tenia una rosa en la cara. (vore “El romanç valencià o aljamia dels “ayam” valencians”).

Es tracta d’un document molt important que afectà a una gran part del territori valencià i que supon la continuïtat de la poblacio iberorromana valenciana d’eixe territori, sense ruptures ni substitucions. Mediant un pacte o capitulacio, s’establiren les relacions de vasallage entre un estat cristià i els conquistadors musulmans.

Com crec interessant coneixer-les, reproduixc la versió d’al Udri traduida per Emilio Molina López en “La cora de Tudmir según al-Udri”. Diu: “En el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso. Este es el escrito que’Abd al-Aziz b. Musa dirige a Teodomiro b. Gandaris, en virtud del cual queda convenido el estado de paz (sulh) bajo promesa y juramento ante Dios, sus profetas y enviados, de que obtendrá la protección (dimma) de Dios -alabado y ensalzado sea- y la protección de su profeta Muhammad -concédale Dios paz-, que a él nadie se le impondrá ni a cualquiera de los suyos se les despojará de nada que posean, con maldad; no se les reducirá a esclavitud, no serán separados de sus mujeres ni de sus hijos; se respetarán sus vidas, no se les dará muerte y no se quemarán sus iglesias, tampoco se les prohibirá el culto de su religión. Se les concederá la paz mediante la entrega de siete ciudades, a saber: Uryula, Mula, Lurqa, Balantala, Laqant, Iyyu(h) e Ils, en tanto que no se quebrante ni se viole lo acordado. Todo aquél que tenga conocimiento de este tratado deberá cumplirlo, pues su validez requiere un previo conocimiento, sin ocultarnos cualquier noticia que sepa. Sobre Teodomiro y los suyos pesará un impuesto de capitación, que deberá pagar; si su condición es libre: un dinar, cuatro almudes (amda) de trigo, cuatro almudes de cebada, cuatro ‘qist’ de vinagre, dos de miel, y uno de aceite; todo esclavo deberá pagar la mitad de todo esto.

Fueron testigos del tratado: Utman b. Ubayda al-Qurasi, Habib ibn Abi Ubayda al-Qurasi, Sa’dun ibn Abd Allah al-Rabi’i, Sulayman ibn Qays al-Tuyibi, Yahya ibn Ya’mar al-Sahmi, Bisr ibn Qays al-Lahmi, Ya’is ibn Abd Allah al-Azdi y Abu Asim al-Hadli. Se escribió en rayab del año 94/abril 713”
El “Akhbar Majmu’a” o “colección de tradiciones”, del s. X, nos parla de la gestacio del pacte: “Fueron despues á Todmir cuyo verdadero nombre era Orihuela y se llamaba Todmir del nombre de su señor Teodomiro…siendo derrotado en un campo raso…Salió en seguida á guisa de parlamentario pidiendo la paz que le fué otorgada y no cesó de insinuarse en el ánimo del jefe del ejército musulman hasta conseguir una capitulacion para sí y sus subditos en virtud de la cual se entregó pacificamente todo el territorio de Todmir sin que hubiese que conquistar poco ni mucho y se les dejó el dominio de sus bienes”. (p 26 de “Ajbar Machmuâ” en “Colección de obras arábigas de historia y geografía que publica la Real academia de la Historia”, Madrid 1867).

En relacio al territori valencià inclos en la capitulacio, es interessant saber que analisant les distintes versions del pacte, resulta que cinc de les set ciutats citades podrien ser valencianes. Es tracta d’Oriola (Uryula), Valencia (B.n.t i-la), Alacant (Laqant), Elig (Ils) i Elda (Al(a)h, ll(a)h, ly Ah, Iyyu(h) de Ello-Elo>Ella>Etla). En alguna versio, es sustituix la poblacio d’Elig per la tambe valenciana de Bigastre.

La polemica sobre si “B.n.t i-la”, translliterada historicament com “Valentola”, “Valentila”, “Baltana”, Batalana”, “Balentolat”, “Balantala”…, es tractava o no de la ciutat de Valencia, pareix que va responent-se en sentit afirmatiu. E. Llobregat, en “De la ciudad visigoda a la ciudad islámica” (1991), escriu que “Mª Jesús Rubiera mantiene que es Valencia, en un reciente artículo como ya propusieron Casiri, Conde, Simonet y Vallvé, resolviendo el problema consonántico de la grafía árabe”. Els traductors medievals de la “Cronica del moro Raziz” no tingueren ningun dubte quan apuntaren que: “E Abelancin lidio con la gente de Orihuela e de Lorca e de Valencia e de Alicante, e quisso Dios assi que los vencio. E dieronle las villas por pleitessia, e ficieronle cartas de seruidumbre en que Abelancin los defendiesse e amparasse…”.
Pero l’argument mes fort a favor de l’identificacio “B.n.t i-la” en Valencia el trobem en un codic de l’Escorial escrit en arap l’any 1049. Si en les suscripcions del Concili IV de Toledo (633) es parla de “Musitacius Ecclesiae Valentinae Episcopus” i de “Serpentius ecclesiae Ilicitanae Episcopus”, el codic parla de “Mustacio, Obispo de Valencia de Todmir” (Balansiyat Tudmir) i de “Serpentino, Obispo de Elche de Todmir” (p 56 de “Historia de los Mozárabes” de Simonet). Simonet deixa clar que “el traductor arábigo de la colección canónica hispano-latina, con el nombre de Todmir, no quiso significar, provincia de Murcia, puesto que Valencia en el s. XI no pertenecia a dicho territorio, sino el caudillo godo Teodemiro, que legó su nombre a aquellas ciudades por razón del susodicho pacto”.
En el present articul, hem vist que en una part important del territori valencia es pot parlar de “continuïtat”, en el transit de l’epoca visigotica a la musulmana. El poble valencià iberorromà, no pati el descontrol que sol caracterisar els primers temps de qualsevol invasio, posat de manifest en l’invasio musulmana en els 21 emirs, walis o governadors distints que hi hagueren en els 45 anys d’emirat de Damasc, repetint-se i coincidint a voltes mes d’un, sent que uns eren nomenats per Damasco, uns atres per Ifriqiya, enfrontada a Damasco i alguns que ixqueren d’al-Andalus o Hispania. La continuïtat de que parlem fon tant de govern com de poblacio, com de cult cristià, segons es veu en les condicions de capitulacio. Enrique A. Llobregat, en “De la ciudad visigótica a la ciudad islámica en el este peninsular” (p 182 del llibre “Simposio Internacional sobre la Ciudad Islámica: ponencias y comunicaciones”) diu que “Hay que decir de todas maneras que en el tiempo de la vida de Teodomiro, que muere después del 744, las ciudades no tuvieron instalación musulmana alguna”. En una segon part vorem les raons per a corregir a Llobregat allargant l’absencia d’instalacio musulmana com a minim fins a l’any 754 i raonarém sobre els posibles motius de l’inclusio de Valencia i l’absencia de les ciutats episcopals de Xativa i Denia en el pacte de capitulacio.

Anuncios

13 octubre 2010 - Posted by | “AL-ANDALUS”, De Muza al Sit, Hispano-romans, MOSSARAPS valencians, Regne abans Taifes, Regne de Valéncia, Romanç, Valencians mai catalans

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: